08:25 h. Lunes, 01 de Septiembre de 2014

La Opinión de José Luis Gómez

José Luis Gómez

Preguntas al presidente de Mercedes-Benz sobre los fallos en sus frenos SBC

Periodista

José Luis Gómez | 09 de Mayo de 2012

Miles de turismos Mercedes-Benz de las clases SL y E sufren problemas graves en sus frenos, debido a las carencias delsistema de frenado SBC, fabricado por la también alemana Bosch.

Miles de turismos Mercedes-Benz de las clases SL y E sufren problemas graves en sus frenos, debido a las carencias delsistema de frenado SBC, fabricado por la también alemana Bosch. Por sorprendente que parezca, la caducidad de dicho sistema va ligada al uso del freno.

En España, el fabricante germano asume en ciertos casos las reparaciones de la denominada unidad SBC, pero en otros no, obligando a sus propietarios a reparaciones que superan los dos mil euros. Un concesionario oficial de Mercedes acaba de facturar por una reparación así 2.279,85 euros.

La red recoge infinidad de testimonios de propietarios de vehículos Mercedes que relatan sus desagradables experiencias, mientras Mercedes-Benz acaba de publicar un comunicado en Facebook en el que llega a decir que “al igual que no consideramos un problema grave en los frenos que las pastillas se desgasten”, tampoco que haya que “sustituir esta unidad hidráulica” del propio sistema de frenado SBC.

“Es cierto –reconoce también el fabricante alemán- que el sistema SBC ya no se usa, pero es únicamente por un motivo de compromiso de Mercedes-Benz en la mejora y evolución continua de los sistemas electrónicos y telemáticos en nuestras gamas”.

Todo esto que debate Mercedes-Benz con la intención de no asumir la carencia de su sistema de frenado SBC, en realidad es algo muy elemental: los frenos que Mercedes-Benz ha instalado en modelos E y SL constituyen un sistema mal diseñado que falla aleatoriamente y no de manera predeteminada. Ese principio no es aplicable, por ejemplo, a unas pastillas de frenos. Ni siquiera a un amortiguador.

A la vista de esta situación, el presidente de Mercedes-BenzJosé Luis López-Schümmer, debería responder al menos a estas preguntas:

1) Si tan bueno era el sistema de frenado SBC de Bosch, ¿por qué lo sustituyeron, certificando así, de facto, que es un sistema fallido?

2) Mientras, ¿qué peligros o riesgos corren los conductores de Mercedes-Benz E y SL que todavía no han reparado su sistema de frenado, susceptible de desgaste, según la propia Mercedes-Benz?

3) ¿Se desgasta también el nuevo sistema de frenado instalado en la última versión del Mercedes SL, que acaba de salir al mercado? Seguramente a sus dueños y a sus potenciales compradores les interesará mucho conocer los detalles del sistema de frenado de un vehículo de referencia mundial en su segmento.

4) Si, como parece lógico, el nuevo sistema de frenado ABR no se desgasta, ¿por qué Mercedes-Benz no asume públicamente su error anterior, con el SBC de Bosch para los Mercedes E y SL?

5) Y si fuese cierto, como asegura Mercedes-Benz, que la reparación del SBC forma parte del propio mantenimiento del vehículo, ¿por qué Mercedes-Benz asume en ciertos casos los costes de la intervención y en otros no, hasta el punto de cobrar por ello más de 2.200 euros? @J_L_Gomez


Votar:
Más acciones:
Otros autores
Facebook