21:25 h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

El Periódico de José Luis Gómez

José Luis Gómez

Ourense, ejemplo de lo que hay que cambiar

Periodista

José Luis Gómez | 26 de Junio de 2012

El principal problema de España no es la deuda pública, ni siquiera la dimensión de su sector público. Puede serlo el déficit público, debido a la caída de los ingresos, más que al aumento de los gastos, pero el verdadero problema de España es de insuficiente creación de riqueza y de burbuja financiera: sobra endeudamiento privado.

El principal problema de España no es la deuda pública, ni siquiera la dimensión de su sector público. Puede serlo el déficit público, debido a la caída de los ingresos, más que al aumento de los gastos, pero el verdadero problema de España es de insuficiente creación de riqueza y de burbuja financiera: sobra endeudamiento privado. Como dijo el profesor Antón Costas en la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO), todos los gobiernos europeos aplican una mala medicina, basada en un mal diagnóstico. Porque no todo es despilfarro, y lo que toca ahora es crecer y arreglar las finanzas. Salvando todas las distancias, pasa un poco lo mismo con el análisis distorsionado que se hace a veces de Ourense. En otras partes de Galicia, cuando se mira a Ourense, mucha gente solo piensa en Baltar, pero Baltar no es el problema ni la solución. Lo resumió bien el presidente de la CEO, Francisco Rodríguez“De esta situación somos todos culpables, sin excepción”. Aunque siempre puede añadirse a ese tipo de generalizaciones que unos más que otros. 

Digamos que en un breve análisis del mapa empresarial de España, la multinacional gallega Inditex se sale del mapa, la gran banca quiere separarse del resto de entidades financieras al borde de la quiebra técnica y las constructoras se derrumban, mientras se aguarda que vayan emergiendo las repsoles y telefónicas del futuro, que todo llegará. A escala local o provincial, estaríamos en las mismas: la Inditex de Ourense se llama Coren, el sector financiero está desaparecido, las constructoras se las ven y se las desean para sobrevivir –a pesar de la excepción de Copasa- y para que lleguen nuevas corens y copasas hace faltan emprendedores a los que también apeló Francisco Rodríguez cuando pidió precisamente para ellos un decidido apoyo financiero.

A menudo, cuando se habla de los emprendedores, la gente piensa en unos jóvenes inventores de garaje, pero nada más lejos de la realidad. El perfil del emprendedor gallego –y orensano- es un hombre de unos 40 años, que proviene de otras empresas, del paro o de la Universidad, pero que ya tiene experiencia, lejos del mito del garaje, como subraya el profesor de la Universidade de Vigo Xosé Henrique Vázquez Vicente. Y ese emprendedor claro que necesita tener buenas ideas, pero de poco le servirán si no dispone de infraestructuras adecuadas, capital humano –léase educación y formación- y financiación.

Mientras prevalezca el discurso de la austeridad sin paliativos, no pasaremos del proceso de devaluación interna en el que estamos instalados desde hace meses, casi años. La historia económica nos enseña que los países que dejan de ser competitivos devalúan sus monedas y automáticamente todos sus ciudadanos son más pobres. Suele ser una medida efectiva porque se aplica de un día para otro. En cambio, una devaluación interna sin tocar la moneda -el caso de España, sin divisa propia- es algo complejo y laborioso, que en el mejor de los casos requiere tiempo. A la devaluación del país que está haciendo aquí el Gobierno de Mariano Rajoy se le llama reforma laboral, reforma financiera, reforma educativa, reforma sanitaria, ajuste presupuestario... Y esperemos que, tras la mediación del flamante presidente François Hollande, también empiece a llamarse inversión y crecimiento. Los líderes europeos van a un ritmo propio del siglo pasado y los mercados financieros están en el siglo XXI. @J_L_Gomez

A LA BAJA

Menos riqueza

La Región no lo pudo sintetizar mejor en su primera página del pasado martes: la creación de riqueza en Ourense ha caído un 25% desde el 2007. En efecto, a su evidente crisis demográfica, esta provincia suma un grave problema económico en términos de riqueza empresarial, como atestiguan los datos del último informe Ardán, un clásico para saber qué pasa en la economía gallega. ¿Se habrán enterado en San Caetano? Porque la riqueza se crea cuando también se fomenta.

AL ALZA

Más inversión

La Unión Europea intentará combinar las rígidas políticas de ajuste fiscal que apadrina la canciller alemana Angela Merkel con un keynesianismo suave que abandera el flamante presidente francés François Hollande, lo cual tiene sus ventajas frente a la situación anterior, pero sigue sin dar respuesta a los verdaderos retos de Europa para el siglo XXI. Para España continúa siendo fundamental la mutualización de los eurorobonos, algo que Alemania prefiere seguir demorando.

PROTAGONISTAS

Antón Costas, catedrático de Política Económica

Este profesor es un catalán de Vigo cuya sabiduría económica no siempre se ha sabido aprovechar desde Galicia. Por tanto, buen ojo de la Confederación de Empresarios de Ourense al incorporarlo a su reciente asamblea anual.

Ana Pastor, ministra de Fomento

En Ourense es creciente el interés por conocer los verdaderos planes de la única ministra con dinero. Vigo y A Coruña llevan algo de ventaja en ese sentido, pero todo llegará. A Ana Pastor se le espera en Ourense con expectación.

José Luis Macía, ex consejero-delegado de Fadesa

El economista ourensano que ayudó de manera decisiva a convertir al coruñés Manuel Jove en uno de los hombres más ricos de España sigue encontrando en Verín, su pueblo, el lugar donde realmente se siente más a gusto. Por algo será…

José Luis Méndez, ex director general de Caixa Galicia

Su pasado se asocia con A Coruña, donde levantó la primera entidad financiera de Galicia, pero su futuro podría estar más en Ourense. Algo debe de tener el Ribeiro para que aumenten tanto los vecinos famosos del sagaz cineasta Cuerda.

>LA REGIÓN 240612


Más acciones:
Otros autores
Facebook