22:16 h. Sábado, 21 de Octubre de 2017

El Periódico de José Luis Gómez

José Luis Gómez

La clave del paro es crecer

Periodista

José Luis Gómez | 29 de Enero de 2012

El aumento sin límites conocidos del paro en España llama ya la atención de los medios internacionales y aquí le mete el miedo en el cuerpo a la gente. No es para menos. Bastarían un par de datos para comprenderlo: una de cada diez familias, millón y medio de hogares, tienen a todos sus miembros en paro, un fenómeno que afecta ya a 5.273.

El aumento sin límites conocidos del paro en España llama ya la atención de los medios internacionales y aquí le mete el miedo en el cuerpo a la gente. No es para menos. Bastarían un par de datos para comprenderlo: una de cada diez familias, millón y medio de hogares, tienen a todos sus miembros en paro, un fenómeno que afecta ya a 5.273.600 personas, es decir, el 22,85% de la población activa. El riesgo de conflictividad parece evidente, por mucho que ahora esté atenuado por el empleo en la economía sumergida, cuya dimensión duplica la media europea.

Personas acostumbradas a sentirse seguras, como los empleados públicos o los trabajadores con contratos indefinidos, también están cayendo en este abismo sin fondo, capaz de atrapar solo en el último trimestre a más de 350.000 trabajadores, mientras nadie del Gobierno se atreve a plantear perspectivas favorables a corto plazo. La explicación no es otra que la falta de crecimiento del sector privado y el ajuste en las cuentas públicas. Para que fuese posible crear empleo, España debería estar creciendo al menos un 2,5% y resulta que el país se adentra en otra recesión con un crecimiento negativo que puede ser del 1,5%. En definitiva, que 2012 lleva camino de ser peor aun que 2011, sin que esté nada claro que pasará en 2013.

Por muchos ajustes internos que se hagan –reestructuración financiera, reforma laboral y ajuste del gasto público-, será difícil que España pueda salir a flote sin un aumento de impuestos y sin una nueva política europea, hoy por hoy en manos de Alemania. El Gobierno de Rajoy, que tiene aparcados los nuevos Presupuestos, se niega por ahora a tocar el IVA pero ya veremos si mantiene su posición en abril tras las elecciones andaluzas. La alternativa a una subida de impuestos sería perseguir el fraude y la evasión de capitales, ya que si se evitasen ambos fenómenos la recaudación fiscal prácticamente se duplicaría, pero los resultados son muy modestos. En abril todo estará más claro y todo será más duro.

> OTR 28-01-12

Más acciones:
Otros autores
Facebook