17:33 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

El Periódico de José Luis Gómez

José Luis Gómez

El PSOE va poco a poco

Periodista

José Luis Gómez | 08 de Enero de 2012

No lo dice la prensa de derechas, sino la progresista: según El País, el PSOE atraviesa no solo una de sus más graves crisis, sino incluso ve peligrar su propia existencia como organización capaz de 

No lo dice la prensa de derechas, sino la progresista: según El País, el PSOE atraviesa no solo una de sus más graves crisis, sino incluso ve peligrar su propia existencia como organización capaz de vertebrar de forma creíble la alternativa progresista en España. Tiene su importancia esta interpretación periodística, máxime cuando el control que ejercen los poderes políticos y económicos sobre los grandes grupos que concentran la mayoría de los medios es cada vez más sofisticado, incluso en países donde hay prensa de tendencias que al menos se libra de la presión de algunos entornos de influencia, a la conquista de un espacio propio de libertad.

 El PSOE se encuentra ante una situación tan delicada que no caben experimentos con gaseosa, sino soluciones contrastadas. ¿Las hay realmente? De entrada, parece que vuelve el discurso socialdemócrata y que España recupera el primer plano, de manera que Rubalcaba es el abanderado de la idea de un “partido nacional que vertebre España” y diga lo mismo “en todas partes”, mientras Chacón asume el criterio de defender “lo mismo en toda España”, apenas con un matiz catalanista: “en cada sitio con su acento propio”. Ambos se olvidan de que con la bandera socialista y con la idea de la España plural triunfaron en Cataluña, en Galicia y en España; otra cosa es que gestionaran mal sus propias ideas en todas partes y perdiesen el gobierno en Cataluña, en Galicia y en España. Pero en vez de cambiar su manera de gestionar España, parecen optar por cambiar su idea de fondo.

Con todo, quizá la principal novedad del PSOE estriba en que habrá primarias a la francesa, abiertas también a los simpatizantes, para designar al candidato socialista a presidente del Gobierno, que por tanto puede no ser el secretario general. Muchos retos por delante y muy poco tiempo para hacer tantos deberes en un partido que precisa ideas y líder para un país sociológicamente de centroizquierda que se ha quedado sin un proyecto político a su altura.

> OTR 08-01-12

 

Más acciones:
Otros autores
Facebook