17:35 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

El Periódico de José Luis Gómez

José Luis Gómez

¿Europa lo hace todo bien?

Periodista

José Luis Gómez | 11 de Junio de 2012

Si bien es posible que España vuelva a crecer en 2013 –el Servicio de Estudios del BBVA lo aventura incluso como probable-, lo cierto es que, a estas alturas, comparte con Europa su alejamiento del crecimiento mundial. Y si no aumenta el PIB, solo cabe esperar más paro y menos consumo, especialmente de bienes duraderos.
Si bien es posible que España vuelva a crecer en 2013 –el Servicio de Estudios del BBVA lo aventura incluso como probable-, lo cierto es que, a estas alturas, comparte con Europa su alejamiento del crecimiento mundial. Y si no aumenta el PIB, solo cabe esperar más paro y menos consumo, especialmente de bienes duraderos. El cuadro se completa con la persistencia de tensiones financieras, el mantenimiento de la morosidad en niveles elevados y la debilidad prevista del crédito al consumo. Ya no se trata solo de que la banca no tiene mucho que prestar a las familias, sino también de que éstas apenas recurren al endeudamiento.

¿La solución? Según el Gobierno de Rajoy, la salida se llama euro y Unión Europea. Y ésta, aunque lentamente, sigue empeñada en construir un espacio público común mediante cesiones sucesivas de soberanía de sus Estados miembros, con España a la cabeza de los más europeístas, seguramente más por necesidad que por convicción. En cuanto al euro, nadie discute a estas alturas que no es posible una unión monetaria con políticas fiscales y económicas divergentes. Pero no solo Europa debe reconstruir sus instituciones y la confianza. Un poco en línea con el movimiento 15-M, la democracia española no funciona como dice que funciona ni tampoco como debería funcionar. En ese sentido, ¿basta con mirar a Europa? No. De puertas adentro quedan muchos deberes pendientes en materia de ajustes y de reformas institucionales -lo que España precisa es producir más y vender más, a ser posible fuera, para equilibrar su precaria balanza por cuenta corriente-, pero, sobre todo, de políticas de crecimiento, que mientras van llegando requieren más dinero prestado o tipos más bajos para no gastar tanto en intereses. Como dice el profesor Blanco Valdés, no hay que darse golpes de pecho patrióticos, sino acabar con el despilfarro, la sinvergonzonería y la pura y simple corrupción.
¿Debería hacer Europa autocrítica sobre su papel en la crisis española? Parece evidente que los que prestaron dinero a España también se equivocaron. ¿O creían que comprábamos sus BMWs con los ahorros de las abuelas? También resulta indispensable restaurar el espacio financiero europeo, de modo que los bancos de la UE se fíen unos de otros, sea cual sea su país de origen, y es menester crear confianza para contener la salida de capitales de España. El 1 de julio estará ya operativo el fondo de rescate permanente y todo puede ser diferente. Ya falta menos de un mespara que Angela Merkel lidere la salvación del euro, cuya zona de influencia sigue siendo su principal mercado. Y si debe haber rescate, aunque sea parcial, mejor que sea cuanto antes, como ya piden otros países. @J_L_Gomez

>OTR 030612
Más acciones:
Otros autores
Facebook